miércoles, 9 de diciembre de 2015

Cara de mono


Miraba a una mina hojear un libro de Durero cuando un tipo interrumpe mi volá diciendo: “oye, tú tienes cara como de haber leído a Bukowski”. Chucha. Me lo tomé como una ofensa ¿Qué cara es la cara de ‘haber leído a Bukowski’? Si partimos de la premisa obvia que concibe a todos los lectores sin un rostro definido, independiente de si son lectores de Bukowski o Chopra, solo queda una opción que despejaré con la siguiente pregunta ¿quién ha sido el único que, con un 100% de seguridad, ha leído a Bukowski? La respuesta es obvia: BUKOWSKI. En otras palabras, el tipo me dijo que me parecía al Buk. No de prosa, no de porte, de cara. DE CARA. “Tienes cara de”. Parecerse al Bukowski po, gracias, compadre, gracias, me acabas de hacer descender en la escala evolutiva. Merecía una venganza severa. Un insulto nuevo jamás nunca escuchado por ningún humano. Algo que de tan solo pronunciarlo me quitara varios años de vida. Una vulgaridad traqueal, un gargajo literario. Una antorcha en su granja.


Me preguntó qué título le recomendaba para empezar a leer a Bukowski. Ahí vi mi oportunidad de atacar. Dije: si pretendes leerte los poemas, elije ordenar las novelas según su año de publicación y así vas sumándole las obras líricas al mismo ritmo, cosa de cachar la evolución de su literatura; PERO NO TIENES CARA DE LEER POESÍA, así que recomiendo leerte las novelas según el periodo que representan, sin importar su fecha de publicación. Hizo como que no entendió la ofensa. Me ignoró por completo. De hecho sonreía y movía afirmativamente su cagá de cabeza. Entonces ¿con cuál empiezo? Le anoté el listado en un papel. Me dio las gracias, el muy rufián. Me tendió la mano y me sonrió como si fuera su alma gemela. Fue tanta su burla que dejó unas felicitaciones en el libro de reclamos. “Por la buena disposición y la buena onda”. Mi jefa me felicitó. NO ME PAREZCO A BUKOWSKI.

1 comentario:

  1. Sémola... definitivamente ese weón te quería comer con salsa verde.

    ResponderEliminar