martes, 30 de junio de 2015

Fulano de tal


Llegará el día en que haya caminado tanto por Santiago que terminaré transitando por los surcos que yo mismo he labrado en el pavimento. En principio, es un acto solitario, aunque me he equivocado tanto en eso de “mis principios” que es mejor dejarlo ahí, sin definirlo mucho.
Hoy (bueno, anoche) aproveché que jugaba la selección para salir a caminar por lugares que frecuentemente están muy transitados. Ya es una costumbre, como que es más fácil tragarse a pasos la calle si está pelada. Para mi sorpresa, me topé con alguien, con una señora bastante vieja. Estaba al medio de la calle sosteniendo un espejo de la mitad de su tamaño. Por algún motivo consideré que era una falta de respeto sostener el espejo hacia afuera, reflejando la miseria ajena que, en ese caso, era solamente la mía, porque en la calle no había nadie más. Me fui de ahí, pero al pasar un rato noto que la señora caminaba atrás mío. Tan racional como siempre, llegué a una clara conclusión: ERA UNA BRUJA. La última vez que me encontré con una fue TERRIBLE. Entonces, para perderla, caminé en sentido contrario. Caminé hacia la bruja. Mientras me acercaba veía cómo la mancha multiforme de mi figura reflejada en el cristal tomaba trazos más humanos. Un poco deforme por la curvatura natural del espejo, pero humanos, innegablemente humanos. Cuando pasé junto a la vieja me susurró algo que no me preocupé de registrar (sí, estaba muerto de miedo). No me siguió más. Me devolví por donde vine, como siempre y, así como un día despiertas y te das cuenta que no has muerto, caché que estaba junto a la tienda de los chinos. Esos que venden jugos de ALOE.

Ahí me ascurrí (o escurrí, aunque no soy un líquido). El día que me junté con Fulanito hablamos de las viejas del Obsceno Pájaro de la Noche, chocamos en el entusiasmo sobre lo laberíntico de sus arrugas y la roña de sus sonrisas y pasos. Estoy seguro de que nos escucharon.
Uno a veces comete el error de creer que las sombras que uno escribe son solo propias, pero, tal como considero que caminar es un acto de soledad, no quiere decir que esas sombras no se extiendan más allá de uno mismo, abarcando cuentos que ya no me pertenecen en lo absoluto. Perdón por complicarme, pero esto quiere decir que cuando caminamos con alguien hacia un destino que no es tan importante como el recorrido mismo, estamos compartiendo algo más que palabras ¿no? Esto lo saben los diez pobres humanos que leen mi blog (la mayoría de ellos mis amigos gambleros) y ahora también lo sabe el Verdugo aquel que habita una Ciudad que de Pasiva solo tiene el futuro.
Ya nos volveremos a ver, Juanito Fulanito.

3 comentarios:

  1. Wow... Las viejas de Donsoso aún me persiguen, las veo en todos lados. Y en caso de encontrarme con una bruja la encaro de frente, sin miedo... Creo que será interesante que cuentes lo que te pasó con una bruja que dijiste que fue mala experiencia...
    A todo esto, magicamente 11 visitas al mencionarte Sémola y un comentario de Tito Barajas que me decía que eras un pedidor de dinero, como advertencia y para espantarte te digo que no paso plata a menos que se cumpla la siguiente condición: No le paso plata a nadie que no me haya dejado culiarlo por el chico... (jajajajaja...) Pero sabes, yo tambien pido cosas pero no porque las necesite sino para probar a la gente, robo lápices, frutas, chocolates de los supermercados, alguna mirada de mujeres poco agraciadas o a alguna mujer mayor, no robo condones porque la última vez que lo hice me pegué el bicho ese (no ese otro)

    Saludines Semolines

    --
    JF

    PD: jueves 9, metro la moneda, 16:30.

    ResponderEliminar
  2. OH EL TITO. El bigote se jura bacán y no cacha ná que no está ni aun metro de nadie. Oye Juanito, en la palabra "TERRIBLE" de la entrada puse un link que lleva a la entrada (redundancias) en donde hablo de la vieja. No te preocupes por la plata, no es un tema de ano, es un tema de que cierto reculiao me debe más que la deuda externa. Me las tiene que pagar wn.
    Un abrazo!
    S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a CiudadPasiva este lunes, no sé cuando vuelva... Así que nos vemos cuando regrese.
      Saludines Semolines

      Eliminar