lunes, 2 de marzo de 2015

El gran MAMANI

Esto pasó hoy en la mañana, cuando en el pasillo me encontré con el peruano que vive en el primer piso del Saturno.



-Hoola po’, Mamani- saludé.

-Hola, Sémola. Y mi apellido no es Mamani, es Jiménez- me respondió con cara de poto, primera conversación de la mañana. Le digo “Mamani” porque una vez conocí a un peruano con ese apellido. Lo sé, pésimo chiste, mis disculpas.

-Oye, Mamani, te quería pedir un favorcito.

-Loco, no tengo plata.

-Porfa, porfa, necesito 10 luquitas y te pago el doble, te devuelvo 20.

-¡¡Pero si me debes 40!!


-Te las pagaré, no seas usurero, te las pagaré, pero ahora necesito 10 luquitas, por favor.

-No tengo plata, Sémola, consíguela trabajando.

-Pero si estoy trabajaaando. Lo que pasa es que me pagan el miércoles, ahí te devuelvo todo, o la mayoría.

- No tengo plata, estoy cero.

-No sean mentiroso, no seas mentiroso, todos saben que trabajas haciendo sushi , y no me digai que esas cagadas son baratas; por la misma plata me como siete completos y no te veo ni sudar cuando te pagan, deberías arrepentirte de ser así de capitalista, apuesto que tienes los bolsillos forrados en billetes, llegará el día en reviva el…

-Ya, no tengo tiempo para hablar contigo, adiós- sentenció.

-Yaa po, Mamáni.

-Jiménez.

-Mamani Jiménez, porfa, pooorfa- en este punto me empecé a arrastrar, algo que en los últimos 3 años he hecho bien seguido y siempre por plata prestada; esto de no tener dignidad te da ciertas libertades- POORFA, POORFA, güeón, trabajo pa’ ti una semana, te lo juro, güeón, si me prestas monedas le daremos mar a tu país, te lo juro, te lo juro, palabra de…

-Perú no tiene problemas de mar, esos son los Bolivianos, Chileno ignorante- cuando me respondió esto pude notar una sonrisa de su parte. Yo aún revolcándome al nivel del suelo- déjame pasar, o llegaré tarde- me dijo.

-Te llevo en brazos, eso haré, soy capaz de llevarte en brazos hasta tu trabajo, utilízame, UTILÍZAME.

Mamani pasó sobre mí riendo de buena manera. Yo me quedé ahí tirado gritando “HAZME TUYO, POR DIEZ LUCAS, HAZME TUYO”, mientras fingía un tierno ataque epiléptico. Ahí mi amigo se devolvió y me dio el  billete azul. Antes de irse tuvo el gesto de decirme “eres demasiado simpático, ojalá todos fueran así”. 

Lo que no sabe el maldito Mamani es que a mí ya me pagaron… este préstamo es un caza bobos, una trampa, un palo blanco, porque reuní a varios sujetos que le deben plata al Mamani (sí, la mayoría gambleros y todos le decimos “El Mamani”) y le organizamos una fiesta en agradecimiento. La celebraremos mañana en la noche. Ahí, le devolveremos toda la plata que nos ha prestado y, además, pagaremos el carrete. Amigos como él hay solo uno Y SE LLAMA MAMANI.

1 comentario:

  1. Juanito.perez22@gmail.com
    ahí coordinamos porque llego el 19 a stgo de CuidadPasiva. Borra este mensaje una vez leído.

    Saludines Semolines...

    ResponderEliminar