martes, 14 de octubre de 2014

Baudelaire contra El Sémola

El Albatros

Por distraerse, a veces, suelen los marineros
Dar caza a los albatros, grandes aves del mar,
Que siguen, indolentes compañeros de viaje,
Al navío surcando los amargos abismos.

Apenas los arrojan sobre las tablas húmedas,
Estos reyes celestes, torpes y avergonzados,
Dejan penosamente arrastrando las alas,
Sus grandes alas blancas semejantes a remos.

Este alado viajero, ¡qué inútil y qué débil!
Él, otrora tan bello, ¡qué feo y qué grotesco!
¡Éste quema su pico, sádico, con la pipa,
Aquél, mima cojeando al planeador inválido!

El Poeta es igual a este señor del nublo,
Que habita la tormenta y ríe del ballestero.
Exiliado en la tierra, sufriendo el griterío,
Sus alas de gigante le impiden caminar.


Charles Baudelaire

-----------------------------------------------

“[…] Aún estamos en esos tiempos. La gloria les pertenece a los que nacieron EN la gloria. Pero, aunque muera anónimo y de hambre, yo no quiero ser como esos poetas, Tito. Si Baudelaire nos conociera se daría cuenta de su error: el poeta no es el albatros, es el marinero que lo tortura”.

El Sémola (luego de haber llorado, una vez más, por perder otro concurso literario)

4 comentarios:

  1. Sigo esperando Sr. Sémola, creo que por la forma de escribir que tienes puedes ser un crítico lapidario de mi texto colistico chilensis.
    Además ofrezco conversación, dramas, alegrías, tristezas, y un montón de cosas más, pero en tu caso sin el sazón maricónico...
    El jueves en Santiago ;)

    --
    Juanito Fulanito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh!!! Si logro arreglar esta weá te aviso.
      Mi mail es el.semola.g@gmail.com , ahí escríbeme cualquier cosa. Me conecto muy de vez en cuando, porque me cuelgo de una señal que se llama IGLESIA1 (no sé si es de una iglesia o de alguien cuyo apellido es Iglesia). A veces me dura dos segundos la conexión y se me cae y no me puedo conectar durante días. Otras veces tengo harto tiempo de conexión; bueno, es variable. Lo digo en caso de que me demore en responder o algo.
      Un abrazo!
      S.

      Eliminar
  2. Bien sé que la fama y el dinero merecen la ignominia cuando el estómago grita más que la dignidad, pero estoy seguro de que ya ha comprobado quién ha ganado tal concurso y en cierto modo se siente aliviado de que quienes le han concedido el premio a ese mamerto no se lo hayan reparado en usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias por los ánimos. Pero hay que ser justos: quien ganó es un genio de la literatura, eso es innegable. Muchas veces reclamo de llorón que soy, sabiendo que es un gesto vano.
      Gracias nuevamente.
      S.

      Eliminar