martes, 2 de septiembre de 2014

Wörterbuch


-Entonces, la mina me dijo que yo era un ‘maldito galán’ y yo le respondí que ella era una maldita hermosa…

Lo interrumpí en ese punto, pues había distorsionado lo que pasó ayer de modo que, técnicamente, estaba mintiendo. No me habría entrometido, todos nos mentimos siempre y nadie nos detiene, pero el Tito llevaba un buen rato prevaricando, hasta que dijo algo que me molestó. Dijo que yo me había conformado con la “amiga fea” de la mujer que él, supuestamente, estaba cortejando. La amiga no era fea, era hermosa. Y yo no me conformé con ella, pues ni siquiera le hablé. Por otro lado, él tampoco estaba cortejando a nadie, era el más ebrio del local, como buen día lunes. Entonces me propuse ventilar su pequeña verdad.

-Tito, no, te equivocas, no dijo “galán”, dijo “gañán”- repliqué. El Pecas, el Trulu y el Bastos, quienes estaban escuchando, me miraron con cara de pregunta -“Gañán” es como decir “mal educado”- respondí.
-Mentira, Sémola, mentira, la chiquilla me dijo “galán”-rebatió el Baraja.

-No, te dijo “eres un maldito gañán”, por eso después no nos hablaron más.

-Nadie ocupa esa palabra, Sémola, nadie, es más probable que me haya dicho “galán”- los otros asintieron ante este argumento.

-Pero no eran unas chicas comunes; no sé si te fijaste en que una tenía los dedos manchados con pasta de lápiz, con mucha tinta, y la otra tenía su mochila cuadrada de libros. Deben ser estudiantes, no es raro que manejen varias palabras raras.

-¿Te crees Sherlock Holmes? ¿Es eso? ¿Te crees Sherlock Holmes? Estai equivocado. Por puro que estudiaste Literatura dos semanas…

-Fueron dos semestres- interrumpí nuevamente al Tito Baraja.

-Por puro que estudiaste letras por dos semestres crees que te sabes todas las palabras- sentenció.

-Entonces, también se cree diccionario-, dijo el Pecas. Todos rieron, me incluyo. Todos reímos.

-No, es más - dije - te apuesto las cervezas de todo un día a que, si traes un diccionario y vas palabra por palabra, te digo el significado de todas y, además, soy capaz de decirte vocablos que no estén en el diccionario - Ya saben, el alcohol ya había arruinado por completo mi humildad.

-¡Palabras que no estén en el diccionario! -exclamó- Ya, hecho, el significado de varias cosas y palabras que no estén en el diccionario; esto para mañana, los chiquillos están de testigos- dijo el Tito apuntando al trío de gañanes y estrechando mi mano con su típica cara de soberbia.

...

Hoy, cuando desperté, me dije que sería un reto fácil, porque de seguro el Baraja llegaría con esos diccionarios escolares con palabras básicas y simples. Pero el maricón le fue a pedir ayuda al Pelao, mi más terrible y letal enemigo. El mal nutrido del Tito Baraja llegó con un diccionario de alemán, EN ALEMÁN… Perdí, le debo un día entero de cervezas. 

7 comentarios:

  1. Es eso que llaman "inteligencia emocional", no tiene ni puñetera idea de nada, pero conoce a uno que lo sabe todo y le es fácil convencerle para que le eche una mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja inteligencia sin mesura es estulticia. Estulticia con licor, es el Sémola.

      Eliminar
  2. jajajaja, Semolita culiao, no sé cómo se expuso a semejante idiotez. Pero quiero que sepai una pura weá: te condenaste, idiota, creíste que no me acordaba de tu diario de vida virtual y aquí me tienes. Te condenaste a pagarme ese día de chelas y lo que es peor, huevón, cagaste, si no pagas la apuesta le diré a todo el clan gamblero que tení un diario donde te hací el culto marica (y no me weí, sé que dije más de 'una pura weá')

    Ya, llega luego que testoy esperando. Reconsidera el cambio chelas por vino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, wn, te llamé todo el fin de semana. Yo no pago apuestas atrasadas.

      Eliminar
  3. oíme, weone, ahora que estoy borracho. cualquier día me planto ahí a ver si e verdá todo lo que pasa. y si no es verdá, voy y lo hago verdá, y todo lo que es verdá lo convierto en un asurdo, porque pa eso soy Dió.

    ResponderEliminar