jueves, 17 de julio de 2014

El Gamblero más importante

Antes de morir, el Vilches dejó una lista de “profecías”. Lo pongo entre comillas porque no se ha cumplido casi ninguna. La que se acaba de cumplir es la tercera, el resto dudo que ocurra. Todos saben que él me dejó la misión de convertir la gesta de gamblera en literatura, por ende, todos los  brujos del asfalto me han buscado desde entonces para contarme sus experiencias, llevándome inquietantes sorpresas, como la del Tres Bastos, quien estuvo una semana “encerrado” en la azotea de un edificio a medio construir, o el Trululú, quien caminando por el Mapocho llegó hasta el mar. Pero ya lo había anunciado el Vilches,

Llegará un Gamblero que será el principal y el más importante, atento con él, porque su condición lo hará más notable que todos nosotros.


Esto acaba de pasar. Hace un rato estaba lavando los platos del Saturno cuando llegó el Pecas a informarme que una mujer me anda buscando. No es algo raro, situaciones parecidas me ocurren, al menos, una vez al mes. Le pregunté al Pecas "¿y qué quiere esta mina?", esperando que relatara con su particular picardía alguna situación jocosa. Pero me dijo, excitado y expectante, que la chica era La Gamblera. Una mujer gamblera. Y es que la “condición” del gamblero más importante es ésta: es mujer.

No será la única, pero sí la primera. Deben tratarla como una reina.


Le quería preguntar más cosas al Pecas, pero el mal nacido solo me dijo que la fémina me esperaría mañana en la entrada del Marcoleta -no me dijo hora-, luego se marchó. Esta falta de información revela una clara complicidad entre él y la nueva. Complicidad que comparte con el Baraja, pues me acaba de escribir un mensaje que dice “Me enamoré, cuando la conozcas también te enamorarás”.


6 comentarios:

  1. Malo. Es el anuncio del apocalipsis, la Anticristo. Lo dice claramente en el Evangelio de Benito (*): Será mujer y se acabará todo.

    (*) Kioskero milenarista, que se niega a vender revistas porno por no facilitar la llegada del "apocalisis".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dile que venda. Le das como excusa que Jesús pidió ser crucificado sin ropa, esto para impresionar a las chicas.

      Eliminar
  2. Hola Semola la verdad que poco entendi de que va esto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mucho que entender. Básicamente se trata de que yo y un montón más, "no trabajamos, no estudiamos, no delinquimos y mentimos, mentimos, mentimos."

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ts, en volá ya nos hemos visto, paso en la calle weando.
      Un abrazo y qué felicidad que comentes en mi blog.
      S.

      Eliminar