miércoles, 18 de septiembre de 2013

Soy el rey de copas


Soy el rey de copas, 
el rey de copas. 
Nadie toma como yo. 
Nadie lo disfruta tanto. 
Nadie puede aguantar tanto. 
Nadie se tiene menos respeto. 
Nadie desprecia más su salud. 
Nadie tiene tanto dinero. 
Nadie es tan flojo. 
Nadie es así de simpático. 
Fiestas parias, 
felices fiestas parias, felices. 
Yo soy del grupo de personas que no salvará Chile. 
Soy del grupo de secuaces de un constante asalto sin víctimas ni ganancias al que llamamos Nación. 
Soy miembro insigne de esta gran y perra cofradía a la que llamamos Santiago. 
Conozco todos los vértices de éste laberinto. 
Conozco el corazón de esta capital. 
Capital que no encierra nada.
Ajedrez de fortuna, que con una mano mueve las piezas y con la otra apuesta al truco. 
Ay de quién venga a desafiarme, 
que soy la mano derecha e izquierda del Rey de los Gambleros. 
Ay de quién venga y me mire a los ojos,
que soy la cabeza y el cuerpo de los malditos. 
Los verdaderos malditos. 
Y la lluvia seguirá cayendo, 
y la bolsa seguirá inflándose,
y las misas seguirán pidiendo, 
y los ricos seguirán surgiendo,
y las autos seguirán chocando, 
y los pobres seguirán surgiendo,
y la política seguirá prometiendo,
y la tele seguirá corrompiéndose, 
y América entera seguirá respirando, 
y las mujeres seguirán siendo cortejadas, 
y yo, acá, 
seguiré en este autoexilio en donde de los olvidados soy el Jesús. 
El Tito baraja toca la diana. 
Hora de la Poesía Metralleta. 

3 comentarios:

  1. Es bonito el lado derecho de tu poema.
    (es broma, tampoco está mal el mentado poema)
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pero es verdad lo del lado derecho.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar