lunes, 12 de agosto de 2013

Sobre los testigos de Jehová o cómo diantres se escriba.

Creo que Odio a la religión de los Testigos de Jeová. La odiaría menos si aceptaran que son una secta, pero no, dale que dale que dale. Algún día leeré el levítico y de lo que entienda haré la terrible quema de brujas, o encerraré a las mujeres que anden con la regla. Religión machista al peo, qué rabia. Si bien soy abiertamente un mal católico-como todos los buenos católicos, que también son malos católicos; les recuerdo que con toda probabilidad el diablo mismo sea católico- creo aberrante esta religión por donde se le mire. Aberrante. No hace falta ser un lego para notar un sin fin de mentiras e incongruencias en sus Atalayas. Creo que a eso me dedicaré, a boicotear Atalayas...Suena heroico pero no lo es, ojalá en lugar de revistitas fueran realmente atalayas, así al menos sería emocionante. Mantengo mi odio por la religión de los Testigos, no por las pobres personas que la profesan, no, ellos son solo víctimas y garrafales ignorantes. 
Cito, para finalizar, a Iñigo de Balboa "Nunca confíes en quien lee un solo libro". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario