martes, 4 de junio de 2013

No me jodan hoy con la ortografía, estoy super ebrio


Siempre me reclaman que soy un flojo, que no hago nada para cambiar las cosas, que soy un conformista de lo peor, que no lucho por mi país, que no trabajo para la Sociedad… Todo es verdad y persistiré en mi punto por dos razones (que de razones no tienen mucho)
1   1)      Parto de la base que dice que todos somos malvados. Por más que arreglemos la política o lo que sea que haya que arreglar, la maldad humana es intrínseca, al punto que hay que dejar de llamarla maldad y dedicarse a ponerle otro nombre menos peyorativo, como ‘humanidad’, por ejemplo. ¿Serías capaz de masacrar a una persona sin darle la oportunidad de defenderse? Obvio que no, yo tampoco en una primera instancia, PERO si esa persona le hizo algo horrible a alguien que conozco, por ejemplo, si violó a mi hermana luego de matar a mi padre, tengan por seguro que mataré a esa persona célula por célula, no sin antes hacer desfilar ante sus ojos las cabezas de todos sus hijos y le mato hasta el gato si aquello me satisface. He visto cosas negras, por Dios que he visto cosas negras y malas, cosas sin sentido de lo terribles que pueden llegar a ser. No me vengan con los derechos humanos, no nos merecemos aquella salvada. Somos una especie que toma un poco de agua potable y le echa la cagada encima. Amén.
2    2)      Todos moriremos y después no hay vidas nuevas, ni nada. En mi caso, en el MEJOR de los casos, me espera el infierno jajajajaja, por lo tanto vivir se transforma en una constante fiesta –por mi parte al menos- y aprovecho cada momento para disfrutar lo que sea, LO QUE SEA.
3    3)      Creo que dije que serían 2, pero son 3. Y la cosa es clara, la vida no tiene sentido. “uy, pero, uy, el sentido se lo da uno”, por lo mismo no tiene, porque uno muere y el sentido que le dio a la vida se va al carajo.

Por su puesto todo esto tiene una coda bastante linda y es algo trillada, pero los que la ocupan lo hacen para fines totalmente distintos a los míos. Hay que vivir, hay que vivir como si aquello fuera una mala excusa pa’ morir.

Wenas noshes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario